Moda

Maquillaje para hombres, una tendencia en el 2018

21 Ene , 2020  

Así como el 2014 fue el año de los cortes de pelo radicales y los tatuajes inspirados en los futbolistas, y el 2017, el de las barbas pobladas y los bigotes copiados de los hipsters, el 2018 será el año del maquillaje para hombres, una tendencia que crecerá de la mano de blogueros e influenciadores.

El pronóstico lo hacen expertos en el sector de la belleza para quienes el uso de bases ligeras, correctores de ojeras, definidores de cejas y brillos sin color va en franco crecimiento en el segmento masculino gracias, entre otras razones, a que el estigma de que ellos no deben cuidarse ni arreglarse es cosa del pasado y de generaciones anteriores.

Esta nueva realidad —impulsada también por la moda de las selfis— ha creado un nuevo nicho de negocio para las marcas de cosméticos —como Maybelline, Benefit, Gaultier y Clinique—, que con colecciones de belleza y makeup especializadas en los hombres están aprovechando que ya han dado los primeros resultados en ventas.

El camino de lo que se estima será una revolución en materia de maquillaje
masculino lo abrieron dos estrellas de las redes sociales: Manny Gutiérrez, quien en enero de 2017 fue la imagen de Maybelline, siguiendo el camino que en el 2016 señaló la marca Cover Girl al seleccionar como embajador mundial a James Charles, de 18 años y con tres millones de seguidores en Instagram y más de 2’500.000 en su canal de YouTube.

Estos dos jóvenes, abiertamente gais, le mostraron a la industria del maquillaje y los perfumes que los hombres pronto pasarían de estar tras bambalinas —como estilistas y especialistas en imagen— a ser protagonistas de una tendencia con mucho potencial de crecer, con sus propias colecciones de belleza y maquillaje especializado, entre hombres de todas las edades y preferencias sexuales.

Consejos de expertas para ellos
Juanita Marín, maquilladora y artista plástica que trabaja para la marca Blind, piensa que el maquillaje en los hombres cada vez se ve y acepta con más tranquilidad. “Si el maquillaje hace sentir seguro de sí mismo a alguien, sea hombre o mujer, creo que debe seguir haciéndolo”, señala. “A ellos les preocupa básicamente lo mismo que a las mujeres: cubrir imperfecciones y resaltar las facciones”.

En su opinión, los productos que más potencial de éxito tendrían serían el primer, que quita el brillo, llena los poros y las líneas de expresión; la base, polvos y corrector para las ojeras, así como algún bálsamo para hidratar los labios.Manny Gutiérrez

Por su parte, la también profesional del maquillaje Katerina Martina aconseja usar “un primer transparente para cerrar poros; no se nota, pues tiene efecto mate, y les deja la piel muy bonita”.

Primeras pinceladas en el mundo
En un artículo que habla de “hombres con colorete, pestañas delineadas y labios pintados”, el portal BBC Mundo se pregunta “si estaba desapareciendo el tabú alrededor del maquillaje masculino” y asegura que la tendencia se ha hecho visible gracias a modelos, personajes de la televisión y blogueros de belleza.

Si bien dentro de la industria de la belleza el maquillaje masculino apenas ocupa el uno por ciento de las ventas del sector, la cifra no es necesariamente representativa de su creciente uso y su cada vez mayor popularidad entre el público objetivo.

Lo que pasa, de acuerdo con Katerina Martina, profesional de maquillaje colombiana, es que muchos hombres se las arreglan con los productos de las hermanas o las amigas, por lo que su uso no se ve reflejado en las ventas. Mejor dicho, usan productos prestados por mujeres cercanas, mientras experimentan y se deciden a comprar sus propios cosméticos.

Una situación que, sin embargo ha empezado a cambiar, especialmente en países europeos y en Estados Unidos.

Para Martina, el maquillaje para hombres siempre ha estado presente, solo que en este momento se está haciendo más fuerte. “Y no es algo exclusivo de los gais, es algo que de verdad está pasando, pero los hombres aún tienen miedo de reconocerlo”.
Una de las marcas que le ha apostado al sector con mayor seriedad y éxito es la inglesa MMUK, que en 2011 surgió con un pequeño portafolio de productos que hoy en día alcanza las 40 referencias y se vende a través de su propio sitio web y de otros especializados en belleza.

Colombia no se queda atrás
En Colombia, la llegada de nuevas marcas de maquillaje y aperturas de tiendas incluye cada vez más a protagonistas masculinos. El diseñador, modelo e influenciador de redes sociales Nelson Rueda Argumedo es uno de los más reconocidos en el sector.

Después de haber participado en fotos y editoriales de moda, comenzó a ponerles atención a los consejos que le daban sobre maquillaje y a trasladar esa parte de su trabajo a su rutina diaria de cuidado. “Muchas personas me decían que les gustaba cómo se veían mis cejas, mis pómulos o mi nariz. Así empecé a alejarme de la noción que tenía del maquillaje como algo artístico, a pasarlo a una rutina diaria sin la que ya no quería salir de mi casa porque me ayudaba a lograr la mejor versión de mí mismo”, explicó.

Este joven, que reconoce tener productos de belleza de por lo menos 18 marcas y usar rutinariamente 7 u 8, está próximo a abrir su propio canal de YouTube, especializado en contenidos de maquillaje y cuidado personal para hombres, con el apoyo de varias marcas con las que ha venido trabajando. Para él no hay duda de que de la industria del maquillaje masculino está por vivir sus mejores años.

,